COMUNIDAD NEP banner

El traje del emperador

Información General 04 de septiembre de 2018 Por
Un artículo de Asamblea Bicentenario sobre la crisis profunda que atraviesa el pueblo argentino.
40488435_1882177291859040_3670205410205237248_n

Si aún hay dudas respecto a si los desastres económico-sociales que enfrentamos los argentinos son producto de una política intencional del macrismo o el resultado de las acciones de un montón de ineptos que no tienen la más mínima idea de cómo llevar adelante un país, a nivel local es cada vez más claro que no hay políticas públicas concretas que tengan por objetivo trabajar sobre el bienestar general de la población.
Esto es, la gestión local de Cambiemos no tiene un plan. Se encuentra en medio de una crisis económica producida por un sin fin de políticas anti-populares que frenaron el consumo, devaluaron los sueldos, y endeudaron de manera récord el país. Ha perdido recursos económicos por medidas provinciales y nacionales (como la eliminación del Fondo Sojero de Cristina) y por una inflación que triplica el valor de cualquier obra que quiera realizarse, y de los insumos, y de los combustibles.
Mientras Fernández inicia su campaña 2019 plantando árboles en algunas plazas, los vecinos se organizan por las redes para asistir a las muchas familias que ya no tienen para comer.
Mientras Fernández busca intimidar a sus empleados redactando memos persecutorios, esos mismos empleados municipales ven cómo sus sueldos alcanzan para cubrir poco más de la mitad del mes, con suerte.
Mientras Fernández asegura empalagado que Vidal “muestra un compromiso inclaudicable con la seguridad pública” y “lucha por la seguridad, contra las mafias y el delito organizado”, el fiscal Arcomano afirma con preocupación que “en el turno de 15 días que tenemos, hemos tenido 16 causas de abigeato entre Villegas y Rivadavia”, y que “la gente está robando carne para comer”.
No se abordan las problemáticas, no se trabaja articuladamente, no se entiende cuáles son las prioridades que deben establecerse a partir de este contexto de crisis violenta.
Cambiemos está desorientado y funcionando por espasmos.
Esta semana, la jefa del Servicio de Ginecología del Hospital Municipal declaró que “A nivel local lo que se ve son muchos casos de sífilis y es muy alarmante. Hay muy poco conocimiento de estos temas y creo que a nivel colegios se deberían abordar más, sobre todo porque la iniciación sexual se da cada vez en chicos más jóvenes, de entre 13 y 14 años, y principalmente en los sectores sociales de menores recursos”. Pasando por alto el prejuicio que implica afirmar que los adolescentes de menores recursos son los que tienen una iniciación sexual más pronta (¿no será que los sectores de clase media o alta se atienden en consultorios privados?), es llamativo cómo no parece haber una política de salud municipal que responda al preocupate diagnóstico de la doctora. Si a nivel colegios debería trabajarse este tema, el municipio tiene una Secretaría de Salud y una Dirección de Educación Municipal que deberían estar trabajando en la problemática.
Esta semana, también, la directora de Cultura, María Elena Bocca, inaugura solemnemente una tapa de desagües cloacales. Varios funcionarios sonríen ante el lema Historia y Progreso, mientras todo en la ciudad se detiene y deteriora. Y lo hacen porque es necesario hacer como si algo estuviera pasando.
Fernández sostuvo en 30 de Agosto, “no es un momento fácil, nadie escapa a lo que estamos viviendo; son momentos de incertidumbre, turbulencia y dificultades. Es un momento en el que los invito a que estemos juntos. No uno al lado del otro para tener menos miedo. Estar juntos es ayudarnos, y ayudar a los que están más vulnerables. Nosotros tenemos la obligación de estar juntos a ellos”. Pero efectivamente nadie lo vio, por ejemplo, en el abrazo a la UTN, en defensa de la educación pública y contra el ataque de Cambiemos a las Universidades Nacionales.
No sabe Fernández que él no esta a cargo del Municipio para ayudarnos, sino para diseñar y llevar adelante las políticas publicas necesarias para mejorar la calidad de vida de los trenquelauquenses. 

El “equipo” de gobierno local no entiende por qué pasan las cosas, mucho menos podrá entonces tomar las medidas necesarias para solucionarlas.

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar