COMUNIDAD NEP banner

Crece la pobreza en Trenque Lauquen y el Municipio “inaugura” un comedor para los fines de semana

Información General 21 de septiembre de 2018 Por
El intendente Miguel Fernández habló de “un bache de dos días” en referencia a la falta de alimentación de niños, niñas y familias trenquelauquenses durante los fines de semana. Se intenta paliar así una crisis originada desde el propio Estado.
pobre_1_redes

Cuando se niega la realidad, cuando se subestima un reclamo, cuando se persigue al que piensa distinto, cuando falta la empatía, cuando no existe la sensibilidad social. En definitiva, cuando no se tiene claro hacia dónde va una gestión de gobierno, pasan estas cosas.

Como si se tratara de la inauguración de una obra de gobierno, el intendente Miguel Fernández anunció que desde este sábado el Municipio de Trenque Lauquen abrirá la Casa del Niño los fines de semana, reconociendo que niñas, niños y familias enteras están pasando hambre como resultado de la crisis económica que golpea a la población.

El intendente le llama “bache” a los dos días por semana en los que no llega el alimento a muchos hogares de Trenque Lauquen. Y le dice “turbulencia” al origen del problema. El bache trenquelauquense es el hambre, y la turbulencia, las políticas de ajuste de Cambiemos.

fernandes_tuje1

Por primera vez, desde el Municipio se reconoció que en la ciudad hay familias que tienen hambre. Tuvo que explotar la realidad para que ocurra esto. Aumento de pedidos de ayuda o de auxilio en los CAPS, incremento de asistentes a comedores barriales, Cáritas desbordada, maestras jardineras que tienen que pensar demasiado en darle de comer a sus alumnos. Y vecinos y vecinas y organizaciones sociales que comenzaron a hacer lo que el propio Estado no hacía: organizan colectas y reparten bolsones de mercadería y ropa a las familias que han quedado afuera. Porque en Trenque Lauquen no hay lugar para todos.

Tuvieron que aparecer las historias de hambre, que comenzaron a publicarse por este Diario, y que aparecieron entre el humo de la gestión. Aparecieron familias, hombre y mujeres que nos contaron con los ojos llenos de rabia, que no pueden comer todos los días. Que hacen un gran esfuerzo para que coman los más pequeños, pero que a veces ni para eso alcanza. Y que ahí es cuando se derrumban. Y se quedan sin fuerzas para enfrentar el día de mañana.

niñe_hambre_REDESNiños que no comen en Trenque Lauquen

No se leyó correctamente lo que ocurrió en el Concejo Deliberante la noche en la que Cambiemos desaprobó la emergencia tarifaria. No supieron ver a las personas detrás de sus cuerpos. No escucharon a quienes advertían que si la cosa seguía así iban a tener que cerrar los comercios, y que hoy ya han desocupado los locales comerciales, devastados por una realidad que golpea sólo para abajo.

No vieron a la pareja de jubilados que fueron a la plaza en uno de los ruidazos contra el tarifazo. El viejo que sostenía a su compañera, y la vieja con la boleta de luz que nos dice “escuché que si reclamamos no hay que pagarla”, a la espera de un sí que nunca lo iba a escuchar.

El hambre ya está en la mesa. El hambre viene de la mano del mejor equipo de los últimos 50 años. Qué pasó para llegar a esto. Soñamos con tormentas y turbulencias, y nos despertamos con un sopapo en la jeta. Así vivimos. Qué pasa, que nos acostumbramos a la bronca, a la bota en la cabeza. Al humo de los bulevares.

El hambre nunca puede ser un anuncio de gobierno. Con hambre no hay metáfora. El mismo gobierno que hambrea nos tira una vianda sobre la mesa. No es una turbulencia. Son las políticas de Cambiemos.

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar