COMUNIDAD NEP banner

“Hay muchos chicos que no van a la Escuela porque no desayunan o no tienen ropa”

Información General 25 de julio de 2017 Por
El merendero “San José Obrero” ofrece una contundente postal de cómo la crisis económica y social golpea a Trenque Lauquen. Familias que no tienen recursos para alimentarse y niños que dejan la Escuela.
1044222_854567114670080_2873729757170887772_n

“El frío de los pobres que un día triunfarán

cruje en el fondo del país

torturado

callado

crepita otoñando padeceres

se le caen hojitas

olores secos

van al suelo

se pudren

alimentando la furia que vendrá (…)”

 

Juan Gelman

 

 

Niños que no pueden ir a la escuela porque no pueden desayunar o no tienen ropa para ponerse. Familias que se abrigan con una frazada que siempre es corta. Y que piden que el sueño venga temprano, y se vaya tarde, para saltear alguna comida. O que se abrigan con los perros. Sobra el frío en Trenque Lauquen, siempre el frío, y los abrazos a veces no alcanzan.

“Vergüenza tener frío / y arrimarse a la estufa como siempre / tener hambre y comer / esa cosa tan simple” dice Benedetti, y pensamos en los vidrios y en infancias rotas. En todo lo que entra por los agujeros de las casas. Viento, luces, ojos, tierra, penas.

 

Hace 23 años que Alicia Cata Gómez trabaja en el merendero San José Obrero, un espacio que cuando golpean las crisis económicas atiende las emergencias de los barrios cercanos.

“Estamos observando la necesidad de los chicos de poder ir a la escuela, ganas tienen, pero hoy es muy difícil, los chicos tienen que desayunar sí o sí para ir a la escuela, y todo está muy caro, la leche el yogurt, todo” cuenta Cata entrevistada por el programa radial Nadie es Perfecto de Trenque Lauquen. Y admite que en los últimos meses recrudeció la problemática social. “Hay familias que tienen muchos chicos, y aunque los papás trabajen es muy difícil mantenerlos; las mamás nos preguntan por la leche, es muy cara, hay familias ensambladas donde viven 14 personas en una misma casa, es complicado” explica la referente del merendero.

Así, el espacio atiende actualmente urgencias alimentarias, de ropa y útiles escolares. “Estamos entregando 35 bolsones de mercadería a las familias” dice Alicia, quien junto a su familia y al grupo de colaboradores abre el merendero todos los sábados desde las 14, en un trabajo que continúa durante toda la semana. “Todos los días estamos viendo en qué los podemos ayudar, más como está todo ahora. Yo los cruzo a los chicos en la calle y les pregunto por qué no fueron a la escuela y me dicen que no tienen zapatillas, y otros porque no desayunan” relata.

Hoy, concurren al merendero 40 niños. “Hemos tenido menos, 20, pero más allá de la situación actual queremos que además de la merienda que sigan haciendo deporte”.

Cata Gómez reconoce el trabajo de su familia y el grupo de colaboradores permanentes, así como a los jóvenes católicos que concurren todos los sábados y a la Peña Cuervos de Trenque que sirven la merienda sábado por medio. También agradece las donaciones de pan, zapatillas, leche, y la mercadería para 35 familias “porque sin las donaciones no podríamos hacer nada”.

Ahora, en San José Obrero ya se preparan para festejar el Día del Niño, que este año “va a ser un poco más chico, más cerrado, debido a todo lo que está pasando, las cosas están muy caras y no se puede hacer algo grande, como antes” explica.

“Tenés que acordarte de lo que pasaste para poder ayudar a otros” dice Cata. Y nos hace poner la mirada urgente en el Otro.

 

 

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar