Jueces merecedores de la peor condena

Derechos Humanos 27 de julio de 2017 Por
Declaración de la Comisión por los Derechos Humanos de Trenque Lauquen.
mza_20101116c

El ex Juez platense Carlos Rozanski, protagonista clave en varios juicios a genocidas, dijo que con la sentencia que se conoció este miércoles 26 de julio en Mendoza "se rompió la Familia judicial", es decir que tal vez por primera vez desde adentro del Poder Judicial se logró derrumbar códigos tácitos que han amparado a magistrados cómplices del genocidio.

Celebramos entonces que los cuatro ex jueces que se encontraban en el banquillo de los acusados durante el sexto juicio por delitos de lesa humanidad en Mendoza fueron condenados a prisión perpetua. Son ellos: Otilio Roque Romano, Luis Francisco Miret, Guillermo Max Petra Recabarren y Rolando Evaristo Carrizo.

Particularmente Miret y Romano fueron amos y señores del Poder Judicial mendocino hasta hace pocos años; es conocido que como integrantes de una Cámara Federal resultaron pioneros en decidir en contra de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, poniéndose como lo hicieron toda su vida del lado del Poder económico más concentrado (lo cual, como ahora se acredita en sede judicial, los llevó durante la última dictadura cívico-militar a ser parte del aparato estatal que secuestró, torturó, asesinó, suprimió la identidad de menores y desapareció los restos de decenas de miles de argentinos). 

Así que hoy asistimos a la caída en desgracia definitiva de cuatro criminales de lesa humanidad, atildados sujetos con traje y corbata que hasta no hace mucho tiempo atrás decidían sobre el destino de ciudadanos cuyanos, creyéndose seres superiores aunque supieran íntimamente de qué crímenes habían sido cómplices. Enhorabuena, porque seguimos demostrando que, a pesar de que el Gobierno nacional y varios Gobiernos provinciales (entre ellos el de Mendoza) son conducidos por la alianza Cambiemos, que procura desde el primer día de gestión la impunidad para los genocidas, el proceso de Verdad y Justicia sigue avanzando. Tal vez Romano, Miret, Petra Recabarren y Carrizo pensaron que asumiendo Mauricio Macri iban a zafar. Por suerte (o mejor dicho por la fortaleza de la lucha de los sobrevivientes, de los Organismos de DDHH, de abogados y funcionarios judiciales comprometidos con la Justicia) se equivocaron, y desde hoy son merecedores de la peor condena.

Te puede interesar