COMUNIDAD NEP banner

Ollas sí

Géneros 24 de octubre de 2018 Por
Tras la realización de una Olla Popular en Trenque Lauquen, la agrupación Feminismo Disidente ofreció una merienda en la Plaza "Juana Azurduy" e informó que sigue distribuyendo canastas de alimentos a familias vulneradas. Acá, una respuesta a la reacción conservadora de algunos sectores que tuvo la Olla local.
44648444_1046564882190006_1754590858784538624_n

En un contexto que habilita la represión, el hambre y la indiferencia como moneda corriente, nosotres desde Feminismo Disidente reafirmamos una postura política frente a todo esto que nos atraviesa, desde hace mucho y todos los días. Sí, postura política, no partidaria. La diferencia está en que nosotres no le sostenemos la bandera a nadie, no queremos votos, ni seguidores enceguecidos, no tenemos “candidatos” ni queremos tenerlos, porque nadie piensa en elecciones, acá se piensa en el otrx, de verdad. Se piensa y se actúa, como podemos, como nos sale, como consensuamos en asambleas qué es lo mejor, porque entendemos que cuando se trata de bancar lo único que necesitamos es a otrx que quiera lo mismo.

En el mes de septiembre 17 familias de Trenque Lauquen recibieron una canasta básica, el armado de esas canastas se realizó a través de vecinas y vecinos de la comunidad que donaron alimentos o productos de higiene personal, y se comprometieron a hacerlo durante el día 1 y 10 de cada mes. Quienes saben de la crisis tajante que se vive hoy, que entienden que es una postura política concreta, pero no partidaria. Nuestros voluntaries no nos sostienen a nosotres, no saben a quiénes va dirigida la mano que deciden brindar y en el mejor de los sentidos sabemos que no les interesa, porque no es necesaria la identidad cuando se trata de alimentos y productos de higiene personal. Sabemos con certeza que la canasta básica que entregamos en algunos hogares no llega a abastecer ni siquiera dos semanas, pero sabemos que peor es no hacer nada.

Para el mes de octubre el número de familias que solicitaron recibir este aporte ante la ausencia del estado, aumentó. Con mucha bronca y dolor afirmamos que el número seguirá creciendo.

Es por eso que surge una Olla Popular frente al Municipio.

Nosotres trabajamos desde nuestro lugar aportando nuestro tiempo y nuestra energía. Nuestras ganas de una vida más digna y tranquila para aquellos que hoy debaten entre comer y pagar la luz, comer o pagar el alquiler.

El silencio ante las injusticias también es una postura política, por lo cual decidimos gritar que acá hay hambre, que acá falta el Estado, decidimos gritar lo más fuerte posible, desde la Olla Popular fue nuestra manera y frente al Municipio porque es quién debe garantizar una vida digna, de calidad para todxs lxs habitantes.

Hicimos la Olla Popular frente al Municipio y los resultados que buscamos se concretaron: visibilidad.

Además también usamos ese momento de lucha como punto de referencia para quiénes no sabían de nuestra existencia, o sí, pero aprovecharon a hacer su aporte con algún producto para continuar con el armado de las canastas básicas.

No nos fue fácil, salimos a pedir a todes un poquito, desde alimentos, hasta el mechero y las ollas, pero al final se pudo. Tuvimos un Domingo intenso, cuando la lluvia nos dejó salir ya que la mayoría de lxs compañerxs nos movemos en motos o bicicletas, distribuimos las cajas que ya habíamos armado y programado para ese día.

A las 19hs aproximadamente comenzamos a pre cocinar los alimentos que iban a estar dentro de esa Olla que nos esperaba sabiendo que el reclamo era urgente y justo, ante tanto silencio de pueblo conservador. Pasamos varias horas picando cebolla, riendo, debatiendo e intercambiando diferencias. Medios sí, o medios no. Ese debate que decidimos concluir en NO. Sabemos y leemos cómo se plantan los medios hegemónicos de nuestra ciudad ante este contexto, invisibilizando, sacando de eje las discusiones y problemas concretos, y en el peor de los casos estigmatizando al que menos tiene. Los vemos a diario con su postura flexible o invisible, que se mueve al compás de quien dirige la orquesta en ese momento.

Queríamos que se viera la Olla, nada más. Que nada opacara ese símbolo de lucha tan molesto para un gran sector de esta ciudad, en donde no hablamos de ricos y pobres, sino de dueños y excluidos.

Vamos a seguir construyendo, acompañando y luchando por nuestra dignidad, con las herramientas que tengamos, como nos salga. Quedarse en casa, de brazos cruzados para nosotres no es una opción.

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar