COMUNIDAD NEP banner

Trenque Lauquen fumigado: se exigen medidas concretas para proteger la salud de la población

Ambiente 04 de diciembre de 2018 Por
Tras el encuentro realizado ayer en Plaza San Martín en el marco del Día Internacional de la Lucha contra los Agrotóxicos, circulan planillas para firmar un petitorio que será entregado al intendente Miguel Fernández y a la totalidad de los concejales. Se insiste en que se priorice la salud por sobre los negocios agropecuarios.
DSC_4384

“Soy productor agropecuario y tengo una bronca bárbara, cuando escuché el rumor que quieren modificar la ordenanza no dudé en venir, es una barbaridad lo que están haciendo” le dice a Diario NEP uno de los tantos vecinos presentes ayer en Plaza San Martín, desde donde se elevó el grito para que “paren de fumigar” y para que se deje de subsidiar al campo con “nuestra salud”.

No fue una ronda más. Lunes en vez de martes, más gente de lo habitual. Banderas, muestra fotográfica, los clásicos carteles de Basta es Basta. Ausencia casi absoluta del poder político: sólo el concejal Federico Crowder acompañó el reclamo que en la ciudad ya es histórico.

Lejos quedaron las promesas de Trenque Lauquen como Polo Ambiental. La ciudad hoy exhibe el triste título de tener a una de sus localidades, Treinta de Agosto, como la más contaminada de la provincia de Buenos Aires, según un estudio de la Universidad Nacional de La Plata.

DSC_4375

“Somos un pueblo fumigado” dice una vez más Patricia Domínguez en la Plaza. Una frase para recordarla todos los días, que quede en las paredes, en remeras, que la escriban los pibes en la Escuela. Que se escuche, mientras no se priorice la salud de todos nosotros. Mientras valgan más los negocios del campo.

En el Día Internacional de la Lucha Contra los Agrotóxicos se abrió una nueva etapa en la lucha. Este jueves se entregará un petitorio al intendente Miguel Fernández y a los concejales trenquelauquenses con el fin de que se respete y se adecue la ordenanza vigente, y para que el poder político tome medidas concretas en defensa de la salud de la población.

DSC_4395

El petitorio

Aquí se transcribe el petitorio dirigido al intendente y concejales que está siendo firmado por la ciudadanía, promovido desde Vecinos Autoconvocados por el Control de Agrotóxicos:

 

Nuevamente nos dirigimos a ustedes para reclamar que se tomen medidas reales y concretas con el objetivo de proteger la Salud de la Población. Este Derecho Fundamental viene poniéndose en riesgo al exponernos crónicamente a derivas de agrotóxicos, que son usados masivamente y arrastrados por los vientos profundos de nuestra zona. Nos llegan también con el agua corriente y los alimentos. Esta situación nos expone a un riesgo permanente: distancias mínimas de protección no alcanzan para no sentir el penetrante olor, el polvo tóxico (distancias que en reiterados casos ni siquiera se cumplen).

Es por esto que estamos solicitando Salud como criterio de decisión: entre las diferentes bibliotecas e intereses alrededor del tema, que se priorice el resguardo a lo único que nos une a todos los habitantes. No hay individuo  o colectivo que pueda esgrimir una razón económica, de modelo cultural, de valores de clase, que sea objetivamente superior al valor de la salud de la gente.

Hemos comprobado en la Tercer Bicicleteada por la Salud Ambiental, que los bioindicadores, tales como la arboleda de nuestro Centro Poblado, continúan registrando la presencia de agrotóxicos en el aire, con agravantes: en el  año 2012, recogimos 6 especies de árboles con malformaciones por efectos de deriva, durante la Segunda Bicicleteada por la Salud Ambiental. Este año esa tenebrosa recolección aumentó a 24 especies (algunas de ellas, irreconocibles).

Conocemos, aunque lamentablemente aún no se han hecho públicos, los resultados positivos sobre presencia de agrotóxicos en muestras de agua locales, estudios que ha realizado la UTN Sede Trenque Lauquen.

Proyectos orgánicos, agroecológicos, huertas y jardines, apicultores y veterinarios, sienten el impacto de los agrotóxicos en sus trabajos, lo viven, lo padecen, lo hacen público.

Por todo esto, lamentamos volver a concluir que somos una población fumigada. Vivimos expuestos. Sabemos que no son los productores los que conscientemente corren y nos hacen correr el riesgo de caer enfermos. La inexistencia de una educación y formación ecológica es una deuda pendiente de toda la sociedad. Pero continuar sin aceptar que los “fitosanitarios” son “venenos”, es esconder bajo una alfombra de intereses económicos/políticos una problemática real que, antes o después, va a salir a la luz. Y la gran mayoría de la población de Trenque Lauquen lo sabe.  Como sabe también que es una contradicción flagrante impulsar producciones “verdes” mientras no se las protege de las derivas. Sin esta protección, las estamos condenando al fracaso.

Hemos sido testigos de la creación de un Registro de Tumores. Nos preguntamos si se registran los contextos laborales y georeferenciales de los enfermos, tanto de aquellos que padecen cáncer, como de quienes llegan a los Centros de salud con patologías vinculadas directamente con exposiciones a agrotóxicos: abortos espontáneos, malformaciones,  enfermedades respiratorias,  hormonales e inmunológicas. El Ambiente, nuestro acompañante eterno, tampoco forma parte de la formación médica. Como si los problemas sociales fueran los únicos, creyéndonos aislados del vínculo más cercano que existe: el aire que respiramos.

Han pasado 5 años desde la aprobación de la Ordenanza nº 3965/13 de Regulación General de los agroquímicos y somos conscientes de que parte de los objetivos de la misma, sobre todo en lo referido a encuadrar la actividad de aplicadores en mínimos marcos legales, el tratamiento de envases y la circulación de agrotóxicos en la ciudad, viene realizándose lentamente.

Pero  reiteramos: nos alarma que los compromisos que indica la misma ordenanza en lo relacionado con la protección de la salud no se  estén cumpliendo. Nos preguntamos, les preguntamos: ¿se ha formulado el protocolo de salud  de fácil cumplimiento con el cual los médicos podrían registrar y acompañar casos relacionados con exposiciones crónicas?  ¿Se ha realizado el Informe público que la Autoridad Sanitaria Municipal debía presentar, así como la estadística ANUAL pública que debía hacerse en relación a todas las  situaciones y enfermedades relacionadas con el impacto de los agrotóxicos? ¿Se ha multado a quienes pulverizan de noche en la zona de exclusión afectando amplias zonas de nuestro Centro Poblado y dejando mal parados a productores que sí han tenido la voluntad de reconvertirse para proteger la salud de sus vecinos?

Uno de los logros más importantes de la Ordenanza en vigencia fue  incorporar nociones ecológicas fundamentales: ciclos de agua y reservorios debían ser controlados por el municipio para resguardar y proteger los recursos naturales finitos con los que contamos: El municipio debía monitorear de manera anual la presencia de residuos agrotóxicos sobre agua para consumo,  así como el compromiso de realizar análisis sobre aire y suelo. Todos estos estudios habrían de ser de dominio público. Volvemos a preguntarnos, a preguntarles. ¿Se han realizado estos estudios? ¿Podemos tener acceso a ellos?

La enumeración de los aspectos que creemos no se cumplen de la Ordenanza puede continuar: funciona aún al menos una pista de aviones pulverizadores que sobrevuela el Centro Poblado; los vecinos de quintas del N.E, aledañas a esa pista, deben soportar diariamente el sobrevuelo de  sus aviones. También los vecinos de la A.U. conviven con  el tránsito de aviones fumigadores (conociendo sus horarios generan hábitos para guardarse en sus domicilios y así protegerse de la única forma que pueden).

En los casos de las Escuelas rurales, la pequeña distancia de protección evidencia que no alcanza y que el amortiguamiento es ficticio: 100 metros para pulverizar con productos que están siendo discutidos, que están siendo sacados de circulación en la Comunidad Europea; 100 metros para que al otro día, los vapores y el viento no les dejen en los guardapolvos las marcas de la pulverización del día anterior. Su exposición es continua.  Las denuncias realizadas por docentes que cuidan la salud de sus alumnos han sido usadas para perseguir a los mismos, acusándolos, como mínimo, de alarmistas.

Esta es la situación en la cabecera de partido. Les preguntamos: ¿cómo será en las localidades de 30 de Agosto, Beruti, Garré, Girodías, y pequeños poblados rurales?   Vecinos de estas localidades comentan: salvo algunos casos donde existe conciencia colectiva, como en 30 de agosto, en donde se denuncian y se avanza en la protección de las zonas pobladas, no se cumplen las zonas de exclusión ni de amortiguamiento pautadas. Circulan “mosquitos” por las calles, se lavan en los patios, pasa el avión por sobre sus cabezas.

Por último:

Funcionarios, ediles y vecinos sabemos que esta ordenanza cuenta con contradicciones con respecto a la Ley Provincial Nº 10.699 / 88, y que se está esperando una nueva ley provincial, restando ver si apuntará a proteger a la gente o a legitimar los venenos.

Mientras tanto se van sumando intentos de modificar la ordenanza actual, a veces para  subsanar tales contradicciones, usando como piso los derechos ya adquiridos,  y otras pretendiendo instalar una nueva ordenanza de carácter claramente regresivo: con el abandono de distancias mínimas, apelando a unas “buenas formas” y a “tecnología de punta” que son las que, supuestamente, ya vienen usando. Señores funcionarios: agrónomos, productores y especialistas saben que las Buenas Prácticas Agrícolas no existen. Si se aplica cerca de la población un producto probablemente cancerígeno, estamos y estaremos ante un riesgo real. Pueden modificar la ordenanza, pero no podrán convencer a sus votantes de que los venenos no envenenan.

Estas propuestas han sido trabajadas por el Consejo Asesor de Ambiente; queremos preguntarles si este grupo de  trabajo, conformado por productores, organizaciones y empresas aplicadoras y vendedoras de agrotóxicos,  no entra en insalvables conflictos de intereses, al estar  conformado en su mayoría por sectores que históricamente han minimizado el impacto en la salud de la población y nos han llevado a la sociedad toda a esta exposición permanente. ¿Pretende el Departamento Ejecutivo que  los involucrados determinen el riesgo de su propia actividad, empresa, negocio? ¿Consideran los Ediles, “especialistas” a quienes venden y aplican “fitosanitarios”  y al mismo tiempo niegan la autoridad de sanitaristas, médicos, biólogos, ecotoxicólogos, epidemiólogos,  abogados e investigadores que vienen alertando de los riesgos y efectos genéticos, neurológicos e inmunológicos que estos productos pueden causar? Su respuesta es necesaria, ya que sus votantes tenemos  el derecho a saber cuáles son las razones científicas que ustedes consideran.

Sabemos que estamos ante una política global en la que somos la población descartada.  Pero nosotros, habitantes de  Trenque Lauquen, vecinos todos, tenemos la esperanza de  poder construir una realidad que nos permita afrontar los desafíos de la modernidad,  y contribuir a que nuestras generaciones futuras reciban un territorio habitable, una fuente de alimentos sanos, para que puedan ellos crecer mejor, más sanos, y verdaderamente acceder a una cultura inclusiva, diversa, con derechos y garantías básicos ya establecidos.

Que los cambios productivos son lentos e implican una movilización enorme de capitales lo sabemos. Que serán necesarios capitales intelectuales y desarrollos locales de experiencias de aprendizaje que produzcan sin contaminar, lo cual es un desafío a toda la sociedad. Pero ya es tiempo de que asuman el compromiso con la población de trabajar para  defender el derecho a una vida con Salud.

Por esto:

Los abajo firmantes consideramos necesaria la ADECUACIÓN URGENTE Y CUMPLIMIENTO DE LA ORDENANZA EXISTENTE y EXIGIMOS EL AVANCE EN LA PROTECCIÓN DE LA POBLACIÓN, con una política que nos incluya y que esté regida por el interés en cuidar la calidad de vida de los habitantes actuales y futuros de este territorio, siendo totalmente secundario el  criterio de rentabilidad de quienes usan y aplican estos productos. De lo contrario, estamos subsidiando al campo con el peor de los subsidios: NUESTRA SALUD.

BASTA ES BASTA!

LAS COSAS POR SU NOMBRE: LOS AGROTÓXICOS SON VENENOS.

OTRA AGRICULTURA ES POSIBLE

 

 

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar