COMUNIDAD NEP banner

Lo esencial es aquello que Durán Barba no puede ofrecer

Información General 22 de abril de 2019 Por
Un artículo de opinión de Pablo Carabelli.
244880_1

Hace unos minutos supe que a partir del lunes 22 de abril existirán en nuestro malherido país los “Precios esenciales”. Así le llama el Desgobierno nacional a la lista de precios de unos 60 productos de la canasta básica que, gracias a los doce (¡12!) Inspectores que le quedaron a la Secretaría de Comercio, serán rigurosamente controlados para que no aumenten.

Entonces, después de insultar en varios idiomas por lo perverso de la inventiva duranbarbesca (o peñabraunesca, por qué no, démosle algún crédito a Marquitos), empecé a reflexionar sobre “lo esencial”, a esta altura de los tristes acontecimientos que recorren cada día nuestra Patria. Así concluí que (nada de lo que sigue tiene pretensiones de originalidad, desde ya):

1°) Lo esencial es que el mismísimo 10 de diciembre de 2019 despertemos de la pesadilla “Cambiemos” (un sueño absurdo que duró 4 años para el 80%, o más, de la población argentina; si el 20%, o menos, quiere seguir alucinando con lo mismo y ese capricho no le afecta la salud, que adquieran consolas de realidad virtual y lo “disfruten” sin dañar al resto).

2°) Es esencial que (como leí en un comentario a una nota de análisis político de la edición online de un diario nacional) se dejen de lado tácticas como el cántico “¡Vamos a volver!”, porque su efecto en los votantes indecisos es el contrario al deseo que sustenta el pegadizo jingle inaugurado allá por 2015 (la comentarista decía que en los ruidazos muy concurridos de una esquina porteña, cuando ella y otros entusiastas empezaban a cantarlo, muchos se distanciaban murmurando: “Eso no…”).

3°) Hay que tener en mente la posibilidad de un fraude usando argucias electrónicas (como la transmisión de datos escaneados desde cada Escuela donde se votó hacia el Correo Argentino). Por más que la Cámara Nacional Electoral haya decidido que se conserven los telegramas originales, si la transmisión de los datos se hace con un dudoso software que está en manos de una empresa de antecedentes dudosos en otros comicios, pueden lograr generar un primer impacto que, por más trucho que sea, luego resultará difícil de revertir (lo vienen denunciando expertos informáticos como Ariel Garbarz desde hace mucho, véase la siguiente nota a través del link correspondiente: radiocooperativa.com.ar/ariel-garbarz-se-esta-planificando-un-fraude-electoral/).               

Salir a la calle, en cada ciudad, a repudiar esa tan probable manipulación de la voluntad popular podría constituirse en algo esencial para sostener el sistema democrático. 

Los “Precios esenciales” son el último “espejito de color” de esa lista interminable con la que un ecuatoriano “canchero” y varios millonarios argentinos (incapaces de gobernar para los más de cuarenta millones que somos) pretenden dominarnos. Si a partir del 11 de diciembre siguen pudiendo estafarnos, la expectativa de un país soberano estará definitivamente sepultada (“Argentina – Q.E.P.D.” no constituirá una sentencia exagerada, sino la expresión de la más cruda realidad, en la que la gran mayoría de las familias argentinas carecerá de lo esencial para sobrevivir, y ese 11/12/19 ya será muy tarde para arrepentimientos).

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar