¿Dónde está, Santiago dónde está?

Derechos Humanos 26 de septiembre de 2017 Por
Tercera marcha en Trenque Lauquen en reclamo por la aparición con vida de Santiago Maldonado.
DSC_0736

"En Trenque Lauquen, el domingo 1 de octubre acompañaremos el reclamo de aparición con vida de Santiago Maldonado, al cumplirse dos meses de su desaparición forzada, en el marco de un operativo de la Gendarmería Nacional en la provincia de Chubut" informa la Comisión por los Derechos Humanos local a través de un comunicado. Será la tercera vez que la Plaza San Martín reciba a vecinos que no quieren permitir la impunidad de un Estado que hasta ahora encubre más de lo que investiga.

La familia de Santiago ha pedido que nos manifestemos pacíficamente, a partir de las 15 horas en la Plaza de Mayo y en otros espacios públicos de todo el país. A su vez, un conjunto de Organismos de DDHH de alcance nacional promueven la construcción de una Jornada Nacional e Internacional de lucha por Santiago y en defensa del Estado de Derecho en la Argentina.

Tomando ambas iniciativas complementarias es que convocamos a los vecinos que ya se movilizaron en agosto y septiembre, y a los que no lo han hecho pero entienden que la pregunta "¿Dónde está Santiago?" debe ser respondida sin más demora, a juntarnos el domingo 1 de octubre en la Plaza San Martín a partir de las 15 horas, para compartir diversas maneras (elaboración de pines o prendedores, lectura y análisis de información sobre el caso, escucha de canciones alusivas, Marcha por el Boulevard Villegas) de seguir fortaleciendo el reclamo, hasta que el Estado dé respuesta a la familia Maldonado, en principio, y al pueblo argentino y la comunidad internacional, por extensión.

Tal como se ha planteado la Jornada de Lucha, queda abierta la posibilidad de robustecer el reclamo con aquellas actividades que cada vecino considere necesarias y viables (radio abierta, participación de músicos u otros artistas, etc.), con el objetivo de tener a Santiago Maldonado muy presente hasta que sepamos qué ocurrió con él. Es por ello que decimos que la responsabilidad de potenciar manifestaciones que consoliden la vida en democracia es de todos, más allá de las organizaciones que suelen lanzar las respectivas convocatorias a los espacios públicos. No cedamos ante los intentos gubernamentales de acallar las voces que piden ¡Nunca Más!, hagámonos cargo de la parte que nos toca como ciudadanos.

Te puede interesar