COMUNIDAD NEP banner

Susana y Juan Adolfo: vivir para ser recordados

Derechos Humanos 11 de diciembre de 2017 Por
Se cumplen hoy 39 años del secuestro y desaparición forzada de dos jóvenes, Susana Alicia Larrubia y Juan Adolfo Coloma Machuca. Susana era hija de Alicia Severa Cabrera, trenquelauquense, y hermana de Nora Alicia Larrubia, también desaparecidas por grupos de tareas genocidas.
juan y susana

Susana y Juan Adolfo fueron capturados el 11 de diciembre de 1978 y llevados a un centro de tortura y exterminio (El Olimpo, en el barrio porteño de Floresta, donde algunos sobrevivientes los vieron con vida hasta enero de 1979). Susana escribió, en 1976, poco después del golpe de Estado, una carta a su padre (que era integrante del Ejército) en la que manifestaba: "Las cartas están echadas, y yo voy a jugarme por completo para que todo este mundo sea más justo.(...) Quiero algo mejor para todos y estoy convencida que vamos a llegar, algunos con vida y libres, otros presos, y otros en la memoria de muchos, pero vamos a llegar". 

Como en cada aniversario de la desaparición forzada de su tía y sus dos primas, María Emilia Cabrera dona a la Biblioteca Popular "Osvaldo Bayer" un libro alusivo a la defensa de los derechos humanos. En este caso nos obsequió (para ponerlo a disposición de cualquier vecino que concurra a buscarlo a Pellegrini N° 342) un ejemplar de "La libertad no es un MIlagro", escrito por Horacio Verbitsky (con la colaboración de Alejandra Dandan y Elizabeth Gómez Alcorta). Para saber de qué se trata transcribimos parte de su contratapa: "Milagro Sala es la primera presa política de la Alianza Cambiemos. La revancha machista, clasista y racista apunta a destruir su obra extraordinaria. Es un escarmiento para que nadie vuelva a intentarlo, aun al precio de violar todos los derechos y garantías. Milagro y el gobernador radical Gerardo Morales, su principal perseguidor, son personajes centrales de esta historia. Ambos están bajo la sombra ominosa del poder económico, el Ingenio Ledesma y su titular Carlos Blaquier, sobre quienes este libro aporta sorprendentes revelaciones. También expone los negocios y prebendas de Morales y su familia y la edificación de un sistema judicial subordinado a sus designios".

En la dedicatoria que siempre escribe, con poema incluido, a cada libro donado, María Emilia vuelve sobre las palabras de su prima desaparecida: "Han pasado más de cuarenta años, y su carta se torna de carácter profético: aún estamos en el camino de un mundo más justo, con la amargura a cuestas de un país sumido en el estado de excepción como nunca habíamos sufrido desde el 83, con militantes sociales como Milagro Sala y opositores injustamente encarcelados, y otros en la memoria colectiva como Susana, Juan Adolfo, los 30.000, Julio López, Santiago Maldonado, Rafael Nahuel y tantos otros. Es un tanto desalentador el panorama, pero como no puedo olvidar lo premonitorio de las palabras de Susana, a pesar de tantas penas 'vamos a llegar'."

SUSANA ALICIA LARRUBIA: ¡Presente!  

JUAN ADOLFO COLOMA MACHUCA: ¡Presente!

                                                  ¡AHORA y SIEMPRE!

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar