COMUNIDAD NEP banner

¿La RAM tomó el poder o el Gobierno es la RAM?

Derechos Humanos 25 de diciembre de 2017 Por
Un artículo de opinión del profesor Pablo carabelli, para Nep Diario / Otra Agenda.
CACEROLAZO-61

Estos tiempos de comunicación 2.0 son maravillosos tanto para mentirosos como para imprecisos. Por eso la implantación de “posverdades”, se conozca o no el significado de este concepto, es exitosa. Por eso el Gobierno nacional ha tenido, al menos hasta octubre de 2017, el apoyo de una primera minoría de ciudadanos argentinos.

No obstante, algo de la solidez del dispositivo comunicacional del Gobierno (Durán Barba y Asociados) se resquebrajó en diciembre: el 75% de los consultados por la encuestadora CEOP (Centro de Estudios de Opinión Pública, dirigido por el sociólogo Bacman) considera que la reforma previsional perjudica a los jubilados, y cabe pensar que muchos de ellos pudieron haber creído en su momento la fábula de la “Reparación Histórica” (esa ley sancionada como excusa para que grandes empresarios, incluso familiares muy cercanos de funcionarios, como el hermano Gianfranco Macri, blanqueasen dineros de dudoso origen). La imagen presidencial descendió casi 10 puntos, a la vista de cómo y para qué se sancionó la ley que saquea a jubilados actuales y futuros, siguiendo recomendaciones del Fondo Monetario Internacional, y con la “idea fija” de volver a un sistema de retiro más privado que público (¡Cómo extrañan algunos funcionarios nacionales a las AFJPs!). El acuerdo con los cacerolazos del lunes 18 y el martes 19 alcanza a dos tercios de los consultados por el CEOP. Conclusión: esta vez los “espejitos de colores” no fueron aceptados, y por eso también hizo falta tanta represión, tanto agente estatal vestido como astronauta que, a pie o subido a una moto, saliera “de cacería”.

La palabra “cacería” remite a Santiago Maldonado. Si el joven artesano murió ahogado en el río Chubut, intentando cruzarlo pero con la desgracia de caer en una trampa mortal (de raíces y ramas sumergidas de sauce, más ropas de abrigo mojadas pesando tantos kilos como para hundir a cualquiera), fue porque atrás de él venía corriendo una tropa desaforada de gendarmes gritando “¡Indios de mierda!”, “¡Maten a uno!”, “¡Tiren al negro!” al mismo tiempo que disparaban balas de goma y plomo. Todo aquel ciudadano que piense que Santiago Maldonado simplemente se ahogó, siendo víctima de un accidente en el que la Gendarmería nacional no tuvo responsabilidades, es a su turno una víctima de la “posverdad” (el nombre nuevo que se le da a la tradicional mentira o, como mínimo, a la más absoluta falta de precisión y/o rigurosidad en la información).

La palabra “cacería” también lleva hasta Rafael Nahuel, el pibe de 22 años asesinado por la espalda por un integrante de la Prefectura (la investigación judicial ya identificó a tres miembros del Grupo Albatros que portaban armamento del que pudo salir la bala 9 mm que mató a Rafael, mientras que no pudo hallar el menor indicio de que los integrantes de la comunidad mapuche tuviesen en su poder armas de fuego, como clamaban ministros del Ejecutivo nacional expertos en “posverdad”).

¿Qué pasó con la RAM, de la cual tanto se especuló desde el día en que desapareció Santiago Maldonado? (desapareció la posibilidad de que su familia supiera qué había sido de él; durante 78 días, literalmente, Santiago desapareció de la superficie). La misma RAM que se agitó como fantasma hasta principios de diciembre, para justificar el homicidio de Rafael Nahuel, ¿dónde fue a parar?

Lamentablemente hay que decir que la RAM llegó para quedarse, al menos dos años más. Es una organización con sede frente a la Plaza de Mayo, que opera en todo el territorio nacional con el objetivo de sembrar cuanta “posverdad” haga falta para seguir transfiriendo recursos desde los más humildes hacia los más ricos (de hecho, la encuesta del CEOP antes citada concluye que el 70% de las 1200 personas consultadas piensa que el actual Gobierno favorece a “la clase alta”).

La R de RAM puede significar “Racismo” pero también “Represión”, la A implica “Antirrepublicanismo”, “Antidemocráticos”, “Anticonstitucionales” e incluso (si hace falta) “instigación de Asesinatos con fines políticos (resultado anticipable de las cacerías de manifestantes)”, mientras que la M no presenta tantas variantes: proviene de “Mentiras”, “Mentirosos” o “Muy Mentirosos” (cultores de la “posverdad”).

La RAM está poniendo al pueblo argentino en una coyuntura similar a la que detallaba Víctor Heredia en su canción “Informe de situación”: “Parece ser que el temporal trajo también la calamidad de cierto tipo de langosta, que come en grande y a nuestra costa, y de punta a punta del país se ha deglutido todo el maíz. A los manzanos se lo ve cayendo antes de florecer, se agusanaron los tomates, y a las verduras por más que trate ya no hay manera de hacerles bien, ya no sé qué hacer ni tengo con quién…”.

Que nadie piense que a esta RAM, formada por sujetos de look prolijamente informal, capaces de hablar mejor en inglés que en castellano, se la enfrenta con agrotóxicos. No, eso sería hacerle el juego a quiénes desde otros países con organizaciones similares dirigen a los responsables de la RAM “sudaca”. Para liberarnos hay que volver a nuestro gran cantautor nacido en Paso del Rey, cuando en la canción antedicha plantea: “Más no desespere le quiero aclarar, que aunque el daño es grave bien pudiera ser que podamos salvar todo el trigo joven, si actuamos con fe y celeridad” (…) “…para intentar una solución, que bien podría ser la unión de los que aún estamos vivos para torcer nuestro destino..”.

Tomemos además lo que el mismo Víctor Heredia canta en otro tema (“Patria”): “Aprendí que Patria es memoria y sueños bajo la piel”. Tengamos memoria (frente a la amnesia u olvido de las luchas populares que quiere imponer la RAM gubernamental),  busquemos sin descanso verdades asentadas en evidencias (contra las “posverdadades” que se propagan como virus) y repongamos la Justicia (promoviendo la refundación de este Poder Judicial casi totalmente degenerado, donde Bonadío / Ercolini / Irurzun / Bruglia / Farah / Lorenzetti / Rosenkrantz / Rosatti y otros campean a sus anchas, mientras se juzga y destituye a los buenos magistrados como Daniel Rafecas, Eduardo Freiler o Luis Arias, y Carlos Rozanski debe renunciar asqueado, al tiempo que un profesor emérito de la UBA y juez jubilado como Don Julio Maier piensa y escribe que enseñó Derecho durante medio siglo “para nada”).

Verdad, Justicia y Memoria: he aquí un remedio orgánico, para nada tóxico, con el cual seguiremos tratando de desbaratar intentos cada día más violentos de la RAM gubernamental para sumergirnos (como si efectivamente todos fuésemos Santiago Maldonado) en el rol de colonia de los poderes imperiales (que desde Roma hasta hoy sólo han cambiado los medios con los que procuran infectar con “posverdades” a las mayorías que sojuzgan, antes usaban esforzados mensajeros capaces de caminar o correr muchos kilómetros, ahora se arreglan con tweets).  

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar