COMUNIDAD NEP banner

Lo golpearon por ser gay y perdió un ojo

Género 15 de marzo de 2018 Por
Gabriel Montaño (22) sufrió un brutal ataque homofóbico la madrugada del domingo, ayer le dieron el alta del Hospital Sanjuanino.
Gaby--705x352
Gabriel Montaño, otra victima de la homofobia

A Gabriel Montaño su familia y sus amigxs le dicen Gaby. Tiene 22 años, trabaja en la caja del negocio familiar: una carnicería de San Juan. Salió del closet a los 16 años y hace dos que está de novio. Ayer le dieron el alta del hospital por un brutal ataque homofóbico que sufrió el domingo de madrugada: perdió un ojo.

Desde las redes y medios locales, su hermana Paula exige justicia. Después de acercarse al Inadi (Instituto Nacional contra la Discriminación) la familia ya radicó la denuncia en comisaría y sede judicial, donde contaron cómo fueron los hechos.

El domingo de madrugada Gaby volvía a su casa de Rapsodia, un boliche gay, caminando con un amigo. Allí se cruzaron con tres chicos y uno de ellos comenta, fuerte y en la cara de Gaby:

– Mirá a esos putos de mierda.

– Si soy puto o no a vos no te pido nada- le contestó Gaby.

Antes de que pudiera seguir hablando, el agresor le estampó una piedra en la cara, arrancándole el ojo en el momento.

 “Los médicos nos dijeron que el ojo le estalló allí mismo con el piedrazo. Que cuando llegó al Hospital tenía solo la cavidad”, contó a Presentes su hermana, Paula.

Después del ataque, el agresor y sus amigos salieron corriendo. Unos chicos que venían caminando detrás – y vieron todo- salieron a perseguirlos, pero cuando los alcanzaron también fueron golpeados. Los agresores lograron escaparse.

Justicia por Gaby

Lo primero que hizo su hermana Paula fue acercarse al Inadi. “Cuando pasó todo no sabíamos qué hacer y posteamos algo en Facebook. Un asesor del Inadi se comunicó con nosotros y allí nos ayudaron con todo lo que teníamos que hacer: la denuncia policial y judicial”, dijo a Presentes.

La denuncia fue radicada en la Comisaría Segunda y en el Juzgado 5. Aún no tiene carátula y recién hoy la Policía empezó a mirar las cámaras para identificar a los agresores, que según los testigos son mayores de 25 años.

“La Policía se empezó a mover cuando la cosa se hizo pública. Si no a mi madre le decían que no hiciera mucho lío, que podía ser peligroso o podía hacer que el agresor se escapara de la provincia. Pero no hay que tener miedo y hay que denunciar estas cosas para que no pasen más”, agregó Paula.

Según cuenta su hermana, ahora Gaby está en su casa, contenido, a la espera de que cicatricen sus heridas para trasladarse a Buenos Aires con su familia y ponerse una prótesis.

Muchas denuncias por homofobia en San Juan

En diálogo con Presentes, la titular del Inadi de San Juan, Silvia Martín, explicó que desde el organismo están esperando a que se identifique el agresor para poder actuar de oficio y enviar la información a Buenos Aires. Si se dictamina que el móvil fue la homofobia, eso puede servir como prueba en el juicio para que se modifique la carátula, haya un agravante por odio y se extienda la pena. Pero aun ni siquiera hay un imputado.

“Acá lamentablemente recibimos muchas denuncias por discriminación por orientación sexual. Es uno de los motivos más denunciados, junto con discapacidad. Nunca habíamos tenido una de tanta gravedad, pero el año pasado, por ejemplo, a un chico no lo dejaron donar sangre por ser gay. En San Juan hay mucha homofobia”, dijo a Presentes Martín.

Paula, por su parte, contó que a Gaby siempre le dicen cosas por la calle pero nunca había sido golpeado ni agredido de esta forma. “San Juan es una provincia muy conservadora. Por eso más que nunca hay que salir a denunciar estas cosas, para que la gente no tenga miedo y esto no pase más”.

Según un relajamiento de organizaciones, en el último año los ataques callejeros motivados por odio a la orientación sexual e identidad de género aumentaron drásticamente.

El Observatorio de Crímenes de Odio hacia la comunidad LGBT de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires y la FALGBT en 2017, sólo en CABA, hubo denuncias de 61 casos de violencia o ataques callejeros por orientación sexual o identidad de género y 11 asesinatos (9 a mujeres trans y travestis; uno a un varón trans y uno a un varón cis gay).

En Argentina aún no hay una ley antidiscriminatoria que contemple estos casos.

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar