"Luchar vale la pena": Etchecolatz vuelve a prisión

Derechos Humanos 16 de marzo de 2018 Por
El beneficio otorgado al represor fue revocado por la Justicia Federal. "Luchar vale la pena" celebró Lidia Frank, militante de la Asociación Ex Detenidos Desaparecidos y hermana del desaparecido Ricardo Frank.
etchecolatz

La prisión domiciliaría del ex represor y torturador de la última dictadura cívico militar Miguel Etchecolatz fue revocada por la Cámara Federal de Casación Penal y el genocida deberá regresar a una cárcel común.

La Sala IV del Tribunal revocó lo decidido hace unas semanas por los jueces José Martínez Sobrino, Julio Panelo y Fernando Canero, del Tribunal Oral Federal 6, quienes hicieron aplicable los requisitos del artículo 10 del Código Penal y en el artículo 32 de la ley 24.660 para recibir la domiciliaria.

A fines de diciembre pasado, los jueces del TOF 6 habían hecho lugar a la solicitud de la defensa del ex policía, una de las figuras más oscuras de la última dictadura. La decisión provocó la indignación de los argentinos y las movilizaciones hacía el sitio donde Etchecolatz gozaba del beneficio fueron constantes.

A comienzos de febrero, la fiscal Ángeles Ramos, a cargo de la Unidad de Asistencia en Causas por Violaciones a los Derechos Humanos durante el Terrorismo de Estado, presentó un recurso de casación contra la medida. Allí sostuvo que el beneficio resultó "arbitrario" y "carente de fundamentación" y que afectó la garantía de defensa en juicio y el debido proceso legal.

Para la fiscal la definición del TOF 6 tiene una "errónea interpretación y aplicación de normas sustantivas y procesales"."

Asimismo, criticó que la prisión domiciliaria "no tuvo en cuenta la existencia de riesgos procesales oportunamente advertidos por el Ministerio Público Fiscal". Es que Etchecolatz fue una de las cabezas de la tortura y el genocidio de la dictadura como comisario general a cargo de la Dirección General de Investigaciones de la provincia de Buenos Aires, y podría mantener todavía ascendencia o poder para entorpecer el accionar de la Justicia.

El ex policía se encuentra alojado en un residencia del bosque marplatense Peralta Ramos desde el 29 de diciembre pasado. Ahora, deberá retornar a una cárcel común para cumplir con las cinco condenas a reclusión perpetua por delitos de lesa humanidad.

Fuente: El Destape / Diario Nep

Te puede interesar