Juntando fuerza para que no fumiguen los pueblos

Ambiente 21 de marzo de 2018 Por
Vuelvo a Buenos Aires, todavía mi sweater despide el humo del fogón. Una crónica del Noveno Encuentro de Pueblo Fumigados, por Ignacio Uriarte Martínez.
29387061_2082452655103324_7536643787355848704_n

EL sábado y domingo pasado se realizó en Cazón el 9no encuentro de pueblos fumigados y el 2do de Producción Agroecológica "Caminado hacia el Buen Vivir", desde la mañana temprano nos juntamos unas 300 personas que llegamos desde San Andres de Giles, Chivilcoy, Trenque Lauquen,  Chacabuco, Junín, Bolívar y Buenos Aires , pertenecientes a organizaciones ecologistas productores ecológicos, ambientalistas.

Desde la mañana del mismo sábado muchos de los participantes instalaron sus carpas en La Base, donde se desarrolló el encuentro rodeados de bosques, a 20 km de la ciudad de Saladillo.

Luego de pasar desde la mañana debatiendo en comisiones (Ciencia digna, arte y comunicación, Salud, experiencias en agroecológica- producción, redes en agroecológica producción y consumo, educación, legales   y mujer poder y naturaleza) a las seis de la tarde marchamos desde la plaza principal hacia la escuela EES N 5 "Andrés Carrasco" al ritmo de la murga "Las Flores del Desierto" y cantando ¡¡¡Vecino vecina no sea indiferente cada vez que fumigan envenenan a la gente!!!

Allí nos encontramos con muchas organizaciones como la Multisectorial contra el Agronegocio, Tierra Viva Bolívar , Red de Docentes por la Vida, Pies en la Tierra-Laprida, Paren de fumigar las Escuelas.

En los debates se hizo patente la necesidad de educar en las escuelas a los adolescentes en el cuidado de la naturaleza y en la necesidad de ser imaginativos a la hora de sensibilizar ante la problemática  ambiental. También  se puso sobre el tapete la necesidad de prohibir las fumigaciones y que no sea solo una cuestión técnica de a cuantos metros se fumiga, ya que la fumigación genera enfermedades mortales.

Foto: Rosario Iturralde (Vecinos Autoconvocados 30 de Agosto).

Te puede interesar