El camino hacia la inclusión de las personas internadas en el Melchor Romero

Derechos Humanos 07 de junio de 2017 Por
Salud mental: una resolución para garantizar la libertad ambulatoria.
MG_1940-620x340

La mesa intersectorial permanente del Hospital Korn de Melchor Romero, integrada por la Comisión Provincial por la Memoria, el CELS y el Movimiento por la desmanicomialización en Romero (MDR), impulsó una resolución para garantizar la libertad ambulatoria de las personas internadas en la institución. La propuesta, acorde a los lineamientos de la ley de salud mental, se basa en el respeto de los derechos y las libertades de cada persona y contribuya a la inclusión social y comunitaria.

 

ANDAR en Romero

 

(Agencia) La aprobación de la ley de salud mental significó un importante avance para el tratamiento de las personas internadas en instituciones neuropsiquiátricas; sin embargo, su efectiva implementación sigue siendo una deuda pendiente. En 2014, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) denunció en la justicia las sistemáticas violaciones a los derechos humanos en el Hospital Alejando Korn de Melchor Romero y advirtió sobre la alta tasa de mortalidad. Hace un año, como resultado de un amparo colectivo presentado por la CPM, el CELS y el MDR, se formalizó la Mesa Intersectorial Permanente para trabajar en la solución de esta aberrante situación.

 

En el marco de ese trabajo, se aprobó el “Procedimiento de Salidas de Usuarios y Usuarias del Servicio de Salud Mental”, que remplaza un protocolo hasta ahora vigente, centrado en respuestas punitivas propias del sistema carcelario, y que dificultaban y en muchos casos impedían las salidas de las personas internadas.

 

“Este nuevo protocolo, respetuoso a su vez de los lineamientos expresados por la Ley de Salud Mental, es una herramienta importante para garantizar los derechos de las personas en el marco de los tratamientos de la salud y revertir el enfoque psiquiátrico que aún hoy hegemoniza el sistema de salud”, expresó el director del programa de salud mental de la CPM, Luis Onofri.

 

La nueva norma reconoce como regla general el derecho a la libertad de las personas para desplazarse tanto dentro como fuera de la institución. Las excepciones deben tener un plazo establecido y estar fundadas en aspectos clínicos por el equipo interdisciplinario que interviene. El procedimiento regula las salidas en el marco de la planificación de un tratamiento respetuoso e individualizado que garantice los derechos y las libertades de cada persona y que tenga como horizonte la vida autónoma y en comunidad.

 

Este protocolo, además, atiende una recomendación reciente del Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de ONU que había advertido que las internaciones crónicas de las personas con padecimiento mental constituyen detenciones arbitrarias.

 

En ese sentido, Luis Onofri sostuvo que “las internaciones crónicas terminan siendo arbitrarias; estas prácticas de internaciones, cuando la causa es social o por problemas de vivienda, está prohibida por la ley de salud mental. Estas privaciones atentan contra el desarrollo de otros dispositivos comunitarios o intermedios. Es importante trabajar en estos protocolos que permite garantizar el libre acceso a la vida social”.

 

En un comunicado conjunto, las organizaciones que constituyen la mesa intersectorial permanente del Hospital Korn de Melchor Romero celebraron este paso como un eslabón necesario hacia efectiva implementación de la Ley Nacional de Salud Mental en el hospital, avanzando contra el encierro y la segregación de las personas institucionalizadas.

 

Te puede interesar