Nuevo ingreso violento de la Prefectura a una universidad

Derechos Humanos 08 de junio de 2017 Por
Los uniformados se justificaron argumentando que buscaban "garantizar que estuviera todo en orden". “Fue una provocación”, denunció el centro de estudiantes. Los oficiales dependientes del Ministerio de Seguridad de la Nación desconocieron la prohibición legal.
0000347166

Como ya ocurrió en otras oportunidades una fuerza de seguridad nacional violó la autonomía universitaria. En este caso, la Prefectura Naval entró el pasado lunes a la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Los efectivos fueron interceptados por personal de seguridad de la Universidad, quienes les hicieron saber que por el artículo 31 de la Ley de Educación Superior la “fuerza pública no puede ingresar en las instituciones universitarias nacionales si no mediante orden escrita previa y fundada de juez competente o solicitud expresa de la autoridad universitaria legítimamente constituida”.

Los efectivos se negaron a abandonar el predio y comenzaron a amedrentar y exigir documentos de identidad del personal universitario. Según indicó un trabajador de la casa de estudios “Los empleados de seguridad se negaron a aceptar el pedido e insistieron para que se fueran del complejo de la UNMDP”.

Luego de un intercambio verbal subido de tono, los prefectos se fueron del complejo universitario. Pero unos 20 minutos después, otros dos efectivos volvieron a ingresar, mientras un camión de Prefectura merodeaba por los distintos accesos. El personal de seguridad tuvo que volver a pedirles que se retiraran.

El Centro de Estudiantes de esa Universidad consideró que no fue un hecho aislado, sino que forma parte de “distintas violaciones a la autonomía universitaria que se vienen dando en distintas universidades del país”, afirmaron en un comunicado.

La presidenta del centro de estudiantes de Humanidades, Maite Mendoza Correa, dijo que “jamás había ocurrido una cosa así”. “Nos preguntamos quién les dio la orden. Alguien los mandó a circular por el complejo. Fue una provocación, no hay dudas. No es circunstancial. Cuando les preguntaron qué hacían, dijeron que estaban chequeando que estuviera todo bien”, amplió el representante estudiantil.

Te puede interesar