“Si se pone más difícil voy a tener que cerrar”

Derechos Humanos 07 de mayo de 2018 Por
Ajustar para abajo: Historias trenquelauquenses del tarifazo.
tarifas_Keuken_18

“Perdí a la clase trabajadora, a la clase media, los que venían viernes y sábado no los tengo más, los perdí”. Germán Yoice es el propietario del restorán Keukén, una empresa familiar que funciona en la ruta 5. Con resignación, relata sus días de preocupación e incertidumbre al frente del comercio gastronómico.

Antes y después del macrismo. Yoice tiene la certeza de que tanto el tarifazo como la baja de la clientela no son brotes de la naturaleza, sino que se trata del resultado de las decisiones políticas del gobierno neoliberal argentino. “Estos tres años no son lo que era antes, tengo trabajo, pero antes había más movimiento en la ruta, se gastaba más” asegura.

En Keukén trabaja toda la familia. Germán, su compañera, la hija mayor y hasta hace unos días otros hijo, que se fue a estudiar Periodismo a Buenos Aires. “Hace cuatro años comía mi familia, la de mi hija y tres familias más, hoy quedamos nosotros solos” se lamenta.

Germán Yoice no se puede sacar de la cabeza la próxima boleta de luz. Sabe que los números que ofrezca la próxima factura de la Cooperativa serán decisivos para el futuro de la empresa familiar: “de luz me llegó 14.595 pesos, y en mi casa, que no estamos en todo el día 4.800… si me llega otro recibo de luz de 15 lucas no puedo” advierte.

No puede Germán, no puede la clase trabajadora. Una foto que se repite en todas partes. Así no se puede. “No veo expectativas ni mejoras, hoy por hoy trabajo con los camioneros, comen lo justo y necesario y siguen viaje. Se está poniendo difícil, si se pone más difícil voy a tener que cerrar las puertas” afirma.

tarifas_violeta_18 Cuando las lágrimas ajenas avivan tu fuego la lucha se hace propia.

Te puede interesar