FMI: ¿Cómo llegamos a esto?

Información General 11 de mayo de 2018 Por
De afirmar que no se pedirá deuda por todo 2018 a solicitarle más de 30 mil millones de dólares al FMI. Un informe de Federico Tártara.
20180508184144_6403388_1_body

Desde los grandes medios de comunicación se esboza que la crisis que sacudió a la Argentina fue producto de malas decisiones: la pérdida de independencia del Banco Central, la suba en las tasas, un fondo que se desarmó y se desprendió de las lebacs, los radicales pidiendo que bajen las tarifas, las internas y demás.

Las políticas de estado del gobierno nacional tienen mucho de improvisación, impericia o bien los funcionarios que las despliegan poco tienen en cuenta- o directamente no les importa- sus consecuencias. Eso está a las claras.

Ahora bien. El pasado viernes 4 de Mayo en conferencia de prensa en el Ministerio de Hacienda, Luis Caputo dijo algo que fue titular en los principales diarios. “En 2018 no tomaremos más deuda en el mercado internacional". El martes 8, o sea cinco días después, el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, en un mensaje grabado echaba culpas afuera diciendo “que las condiciones mundiales están cada día más complejas” y explicitaba su decisión de recurrir al FMI, algo que ya había adelantado el periodista Roberto Navarro en su programa que sale los domingos.

Es decir, en menos de cinco días, se pasó de no tomar deuda a pedir al FMI 30 mil millones de dólares.

Otra imagen que circuló para el descanso fue la del actual Ministro de Hacienda, Nicolas Dujovne, y su cartelito “no volvamos al fondo”, campaña realizada por la ahora oposición antes del ballotage. 

Y como si fueran poco los dos elementos anteriores, luego de toda la corrida del dólar y los anuncios de la solicitud del empréstito, el Banco Central salió a comprar dólar futuro.

“Pero la causa estructural es de suma importancia y se encuentra en el frágil esquema financiero montado por la actual administración. La total desregulación del mercado cambiario junto a haber eliminado la obligación de permanecer un período mínimo a los capitales, prepararon la cancha para el ingreso de fondos especulativos internacionales cebados por los elevados rendimientos financieros de la plaza local que subsidia el banco central a través de las Lebac. La bicicleta financiera o carry trade llegó a brindar los mayores rendimientos de corto plazo del mundo y estimularon el ingreso de unos u$s14.000 millones”, dice el economista Andres Asaían, director del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz, en su artículo titulado “Siembra timba y cosecharás corridas”. 

Por otro lado, pero en la misma sintonía, el periodista Gabriel Fernández argumentó “La Argentina ha sido desfinanciada porque el gobierno liberal anuló los dos cauces centrales del aprovisionamiento estadual: los impuestos para los grandes productores agropecuarios y el poder adquisitivo del promedio del pueblo (…) Lo que ellos consideran gasto, es en verdad, inversión. La derivación de este nuevo paso en la dirección inadecuada será la catástrofe. Esta aseveración está lejos de ser un anhelo de este medio, sino un inevitable sendero a recorrer por nuestro país. Las mismas acciones, en tono radicalizado, derivarán en los mismos resultados. Sin industria, sin comercio, sin poder adquisitivo, sin inversión, el desempleo campeará sobre la comunidad”.

Entonces: ¿fueron malas decisiones económicas que tomó el gobierno? O ¿el sistema financiero tiene serios problemas estructurales desde su concepción?

Congreso, calle y Facebook

El jueves la oposición unida, y tras doce horas y media de debate, aprobó la “emergencia tarifaria”. La unidad reclamada estuve presente y la votación final fueron 133 votos a favor, 94 negativos y tres abstenciones.

El proyecto retrotrae las tarifas a Noviembre del año pasado y limita futuras subas. Fue golpe duro y bien asestado a un gobierno, en su momento de mayor debilidad simbólica. Sumado a ello, también juegan en el cuadro completo las encuestas que se conocieron: caída en las imágenes de Macri y Vidal, y un rechazo del 75 % al Fondo Monetario Internacional.   

Afuera se hizo sentir el reclamo protagonizado por organizaciones sociales y políticas, y también representantes sindicales. Todo indicada que irá creciendo, y también hubo episodios menores protagonizados por las fuerzas de seguridad donde se impedía el paso de colectivos que pretendían llegarse al Congreso.

En las redes sociales se suscitaron sendos cruces pero no sólo entre quienes votaron al gobierno y quienes no- es de un consenso mayoritario e indiscutible que alguien quiera volver al FMI- sino entre los que están en contra del gobierno nacional. La razón: como capitalizar mejor las derrotas de la actual administración.

Para anotar en la agenda varios puntos, y algunos que se van a sumar seguramente por pedido del FMI. La discusión o no de la “flexibilización laboral” en un escenario que sería más que caótico para Macri, similar al que se vivió en Diciembre pasado; también el vencimiento próximo de 680 mil millones de pesos en Lebacs para el próximo 15 de Mayo, que pueden provocar un nuevo tembladeral. Y por supuesto la llegada del Mundial de Fútbol Rusia 2018.

Todo ya está escrito, pero igual parece mentira que sea así.

Te puede interesar