COMUNIDAD NEP banner

Destapar la olla, cuando le cambiás la receta al patriarcado

Géneros 16 de mayo de 2018 Por
Se vivió otro martes verde en Trenque Lauquen. Alrededor de las 15.30 en la Plaza San Martín se reunieron jóvenes que se manifestaron a favor de la legalización del aborto legal, seguro y gratuito.

Por: Lila Magrotti Messa

Durante muchos años nos dijeron que la olla a presión cocina muy bien los alimentos porque los deja más tiernos que otros tipos de cocción y que el lugar de la mujer se parece mucho a un buen adorno que te espera con la cena lista, la casa limpia y una sonrisa ideal. Pero qué pasa cuando eso se empieza a cuestionar, qué pasa cuando la olla se destapa, cuando las recetas del guiso que nos quieren heredar no nos gustan…

Si los saberes que nos ofrece la escuela, la televisión, nuestra familia, la iglesia, no nos ayudan a entender lo que vivimos, lo que nos duele, lo que no podemos comprender, es necesario cuestionar y emanciparnos de esos saberes que intentan impartirnos como única verdad y proponer otra búsqueda. Eso se vivió en el encuentro de este martes verde donde después de realizar dibujos para expresarse a favor del aborto, se leyó en voz alta la ley que está siendo debatida en el Congreso para que “todas sepamos que estamos pidiendo” se dijo finalizada su lectura.

trenqueverde - martes - abrotolegalya (46)

Durante el encuentro se contaron las diferentes situaciones de los colegios a los que asisten las manifestantes. En ninguno se les brindó un espacio de debate que respete la diversidad de las opiniones, ni se acompañó con información, pero si se difundió un video en contra del aborto y muchas docentes se expresaron en esa línea. Sumado a ello se leyeron testimonios de mujeres que habían abortado, cómo lo habían hecho, las trabas sociales a las que debieron enfrentarse, por qué habían llegado a tomar esa decisión. “Me sentía vulnerable”, “me veían como a una delincuente”, “quedar embarazada era lo último que necesitaba, en su familia no se podían sostener económicamente”, “ella no sabía que si estas con vómitos las pastillas anticonceptivas puede que no funcionen”, “eso no es ser pro-vida, es ser pro-aborto clandestino” expresaban los relatos, dejando en evidencia que el trauma es provocado por la mirada social que estigmatiza a los cuerpos que deciden interrumpir una gestación criminalizándolo. “Lo que nos pone mal es la mirada de la sociedad no el aborto en sí”, se hizo referencia a la sensación de soledad que muchas mujeres atraviesan al decidir terminar un embarazo, “ella no encontró ningún tipo de apoyo, visitó muchos ginecólogos y ginecólogas en Trenque Lauquen y nadie le dio una respuesta, entonces tuvo que viajar a Santa Rosa”.  

"Lo que nos pone mal es la mirada de la sociedad no el aborto en sí”

A esto le llamamos revolver el estofado, al hecho de construir otras certezas, otros modos de alcanzar nuestros saberes, porque las verdades también se emanan de los relatos de otras mujeres, de lo que sus cuerpos han tenido que transitar, no sólo de los manuales de historia. Luego de la lectura se comenzaron a pegar los dibujos y frases realizados sobre el monumento a San Martin para dejar una huella de lo que había sucedido, en ese momento tres inspectores municipales frenaron la actividad obligando a que los carteles sean despegados porque “no se puede intervenir sobre esa zona”.  Otra vez las normas, las recetas, las ollas a presión se hicieron presentes; entonces las manifestantes procedieron a desplazar los dibujos a las escalinatas. Si el estado está ausente a la hora de implementar la ley de Educación Sexual Integral en las escuelas pero está presente para obligarlas a despegar carteles, a correrlos, a decirles que no, repite el vicio que ocurre cuando un aborto se produce, haciéndose efectivo sólo a la hora de castigar, dejando en evidencia (una vez más) que estamos ante un estado punitivo más que social.

Inspectores respondiendo a la presión, obedeciendo las órdenes de quienes no aceptan este tipo de cambios de receta.
Inspectores respondiendo a la presión, obedeciendo las órdenes de quienes no aceptan cambios de receta.


Este grupo de mujeres jóvenes está destapando la olla, cambiando la receta, pensando el pasado y viendo críticamente al presente para modificar el futuro. Para que ningún cuerpo gestante más aborte en soledad y criminalizado, para que ningún cuerpo gestante más sea víctima de los negocios que la clandestinidad genera, para que ningún cuerpo gestante más muera, “Porque el cuerpo es nuestro” decía uno de los testimonios que se leyó, y si, el cuerpo es nuestro territorio, nuestra decisión, nuestro.

trenqueverde - martes - abrotolegalya (10)#TRENQUEVERDE segundo encuentro por el aborto legal.
00_RAZONES_ABORTODiez razones para despenalizar y legalizar el aborto temprano

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar