COMUNIDAD NEP banner

¿Qué está pasando con las abejas?

Ambiente 22 de mayo de 2018 Por
La mortandad de más de 72 millones de abejas en Córdoba encendió una alarma que desnuda la fragilidad del ecosistema del país. Agroquímicos y pesticidas en la mira.
abejasmontones

Por Federico Tártara 

El pasado 23 de Marzo se informó que más de 72 millones de abejas murieron en la zona de Traslasierra, Córdoba, más precisamente en un triángulo de unos 30 kilómetros que está delimitado por el cruce a La Paz y la Ruta 145. Los productores apícolas filmaron el crimen y las imágenes rápidamente se viralizaron en los medios locales, y nacionales. Lo que circuló fue impactante: los trabajadores tenían entre sus manos una pasta amarilla y con puntos negros, que se les esparcía por los dedos como si fuese arena.  

“Tengo 62 años, soy apicultor de toda la vida en esta zona, y jamás vi una mortandad tan grande y repentina, nos llama la atención porque fue muy de golpe”, le dijo a Infocampo, después del desastre, Alfredo Montenegro, productor del paraje Loma Bola, quien perdió más de 200 colmenas completas y unos 170 núcleos a punto de ser comercializados.

Algunos días más tarde, personal del SENASA, en conjunto con integrantes del Ministerio de Agricultura de Córdoba y otras áreas del gobierno, determinaron que- tras geo referenciar 910 colmenas de la zona- las causas fue la utilización de pesticidas y agroquímicos. Y tomaron como medida inmediata pedirles a los productores agropecuarios que “presenten las recetas fitosanitarias en las que conste la aplicación de algún tipo agroquímico”.

Es decir, el motivo directo de la causa de muerte de millones de abejas fue producto de una fumigación a través de insecticidas.

Janša: el primer apicultor

La apicultura tal como la conocemos fue creada en el siglo XVIII en Eslovenia, por Anton Janša, quien de niño mostró un gran interés por las abejas, ya que su padre tenía más de cien colmenas. También, por la tarde, solía escuchar las charlas y los debates de los incipientes productores apícolas que pululaban por su ciudad natal.

El primer apicultor


En su adolescencia fue a la academia de Viena, donde intentó continuar con sus estudios en pintura- su otra pasión- pero desistió y volcó toda su energía para continuar reflexionando y escribiendo libros sobre el estudio de las abejas.

“Las abejas son un tipo de mosca, trabajadora, creada por Dios para proporcionar al hombre toda la miel y la cera necesarias. Entre todos los seres de Dios no hay ninguno que trabaje y sea tan útil para el hombre con tan poca atención necesaria para su mantenimiento como la abeja”, afirmó en uno de sus textos.

Propio de esos tiempos, trabajó para los reyes de Habsburgo, en los jardines de Augarten, y para la emperatriz María Teresa, que luego de su muerte redactó un decreto para que se estudien sus avances en la materia. “Discusión sobre apicultura”, editado en 1771, y “Una guía completa para apicultura”, de 1775, fueron sus libros que aún se revisan por científicos y apasionados de varios países.

Janša demostró avances en varias áreas, pero se lo recuerda mayormente por ser quien rechazó la creencia de que las abejas macho son portadores de agua y de señalar que la reina abeja se fertiliza en el aire. Para los apicultores, uno de sus concejos más insistentes fue rotar frecuentemente las colmenas de pastos.

Murió un 20 de Mayo de 1773, y en su homenaje en esa fecha se celebra por Naciones Unidas “El Día Mundial de las Abejas”, que en nuestro país se extendió -para este año- en “La Semana de la Miel”.

vista-de-cajas-de-apicultor_1088-135

Aquí no ha pasado nada

El ministerio de Agricultura está ubicado sobre la calle Paseo Colón, casi en su intersección con Estados Unidos. Al lado de la Facultad de Ingeniería, donde en los años del peronismo funcionó la Fundación Eva Perón. En esa área del Estado, el pasado 27 de Marzo, o sea tan sólo 4 días después de la millonaria mortandad de abejas, pasó esto:

-Ministro estamos viviendo una crítica situación en el sector, perdemos apicultores y colmenas, y entendemos que es por la política agrícola y el uso de agroquímicos, expresó un miembro de la comisión directiva de la SADA- Sociedad Argentina de Apicultores-. 

-¿Cómo piensan convivir con eso? Porque el modelo no va a cambiar, le disparó el otrora Presidente de la Sociedad Rural.

El reclamo de los trabajadores apicultores no es nuevo. Ya el 16 de Abril de este año, realizaron una concentración frente al Congreso de la Nación para exigir legislación que los proteja frente al avance y la expansión de las fronteras del agro-negocio, el monocultivo y los productos que eliminan -en favor de la producción de soja- la flora y fauna de un lugar.  

Los productores participaron de distintas mesas debates en el Senado de la Nación, e informaron que continuarán haciéndolo hasta tanto no hay una respuesta efectiva de las autoridades gubernamentales. 

La semana pasada- del 14 al 20 de Mayo- el Ministerio de Agricultura organizó la tercera edición de la “Semana de la Miel”, con stands, y actividades en distintas provincias del país, y con un hasthag, sugerente y contradictorio analizado a la luz de los hechos sucedidos en la provincia de Córdoba: #sumalemielatuvida.

Prohibición, legislación y futuro   

Durante el mes de abril de 2018 la Autoridad de Seguridad Alimentaria Europea (EFSA) recomendó y la Comisión Europea determinaron la prohibición definitiva del uso a campo de tres sustancias activas neonicotinoides: Clotianidina, Thiametoxan e Imidacloprid,  en todo el territorio europeo, por su especial daño a las abejas melíferas y al resto de los polinizadores.

Entonces, la SADA, en un reciente comunicado, planteó que igual determinación debe tomarse en nuestro país. “Argentina, su ambiente, sus ciudadanos, sus polinizadores y apicultores no pueden considerarse como de menor jerarquía que los europeos en cuanto a la irrestricta defensa de sus derechos humanos, a la salud y a la vida.”

La Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (CASAFE), en su publicación bianual, reconoce la toxicidad de los neonicotinoides en las abejas.

Sin embargo, nada dice de los graves riesgos que traen en el largo plazo, ni tampoco la desorientación que produce en las abejas, acción que le significa la muerte.

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar