COMUNIDAD NEP banner

Para los docentes argentinos, sólo hay campañas de desprestigio, palos y gases

Derechos Humanos 28 de junio de 2018 Por
Un comunicado de la Comisión por los Derechos Humanos de Trenque Lauquen.
ryvEWVZfm_930x525__1

Una vez más, aunque en este caso la responsabilidad directa recae sobre las autoridades provinciales de Chubut, se demuestra que lo único que el Gobierno de Macri puede ofrecer a los trabajadores de la educación es desprecio, y si no alcanza con eso para acallar los reclamos, represión.

El conflicto que ha mantenido paralizado el sistema educativo chubutense durante 2018, así como hasta hace poco ocurría también en Neuquén y otras jurisdicciones provinciales (con la provincia de Buenos Aires a la cabeza de la falta de respuesta a los reclamos docentes), tiene su origen en la negativa del Ministerio de Educación de la Nación de convocar la paritaria nacional. A partir de ese capricho de la gestión Cambiemos lo único que realmente se federaliza es el conflicto, porque la mayoría de las provincias no pueden hacer frente a las dificultades que entraña el funcionamiento de los respectivos sistemas educativos sin el auxilio del Gobierno nacional. Primero Esteban Bullrich (que sí convocó a la paritaria nacional en 2016, pero se “arrepintió” en 2017), y ahora Alejandro Finocchiaro, se desentendieron de sus obligaciones, manteniéndose en un limbo que deja a los docentes de todo el país preguntándose si sigue habiendo un ministro de Educación o ese cargo dejó de existir.

Los docentes de Chubut vienen luchando por sus derechos, manteniendo  un acampe frente a la Casa de Gobierno provincial a pesar del invierno y las nevadas. La "solución" que encuentra el Gobernador, a través de sus fuerzas de seguridad, es acercarles gas pimienta y otros métodos represivos. ¿Será para invitarlos a volver a sus hogares, así no pasan tanto frío? El problema es que en esos hogares cada día hay menos posibilidades reales de llegar a fin de mes, y cada vez se observa más cercana la línea de pobreza.

Repudiamos la actitud violenta del Gobierno de Chubut, encabezado por Mariano Arcioni, y también la política educativa del Gobierno nacional, que ha sembrado de conflictos las escuelas de todo el país. Nos solidarizamos con los trabajadores de la educación chubutenses y acompañamos la decisión de la CTERA de convocar a un paro nacional docente el próximo martes 3 de julio, en repudio de la represión y renovando el pedido de llamado a la paritaria nacional.

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar