COMUNIDAD NEP banner

Una amenaza a la democracia

Derechos Humanos 25 de julio de 2018 Por
Un comunicado del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos referente al anuncio del presidente Macri sobre la reforma del Sistema de Defensa Nacional que rehabilita a las Fuerzas Armadas a intervenir en asuntos de seguridad interior.
1532364020180723003_0

El anuncio del presidente Mauricio Macri sobre la reforma del Sistema de Defensa Nacional que, entre otras cosas, rehabilita a las Fuerzas Armadas a intervenir en asuntos de seguridad interior, constituye una amenaza a la democracia.

Es necesario hacer memoria y recordar que a la Argentina le fue muy mal cuando se aplicó la Doctrina de la Seguridad Nacional, según la cual el enemigo estaba adentro y había que combatirlo con el mismo método que los colonialistas franceses aplicaron con­tra los insurgentes de Argelia: la tortura como fuente de inteligencia y el asesinato como método de solución final.

El pronunciamiento unánime de los organismos de Derechos Humanos en rechazo a esta decisión del Gobierno Nacional, se fundamenta en que las Fuerzas Armadas tienen prohibido intervenir en temas de seguridad interior, tal como lo establece la Ley de De­fensa Nacional promulgada en 1988 por el presidente Raúl Alfonsín. Una norma puesta en vigencia luego del nefasto período iniciado el 24 de marzo de 1976, tras el golpe de Estado cívico militar que instauró a la última dictadura.

Hay un amplio consenso en múltiples sectores de la sociedad civil, al que nos su­mamos en nuestra doble condición de ciudadanos y cooperativistas, sobre la gravedad que implica involucrar a las Fuerzas Armadas en seguridad interior, ya que pone en riesgo los derechos humanos, tal como ocurre en países como México, Colombia y Brasil.

Al respecto, cabe señalar que en el país azteca, luego de que el presidente Felipe Calderón dispuso en 2006 que los militares se sumaran a la lucha contra el narcotráfico, los muertos por la guerra entre los narcos y la guerra militar anti-narco, a los que se su­maron los asesinatos por otros crímenes, llegaron a 234 mil entre 2006 y 2017.

Por otra parte, esta disposición gubernamental concuerda con la aplicación de un severo ajuste, luego del acuerdo suscripto con el FMI, lo cual hace prever un crecimiento de la conflictividad social y, consecuentemente, las medidas represivas que intentarán impedir la proliferación de los reclamos por pan y trabajo.

La sociedad argentina tuvo un pronunciamiento categórico tras el juicio histórico a los responsables materiales del terrorismo de Estado, expresado en dos palabras que hoy vuelven a resonar con estridencia: Nunca Más.

Imagen: Noticias Argentinas

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar