COMUNIDAD NEP banner

Crónica de un día de luto en Trenque Lauquen

Información General 03 de agosto de 2018 Por
Sandra y Ruben son, de ahora en más, Hijos del Pueblo. Bronca en la ciudad y en todo el país por las muertes "consecuencia casi inexorable de un plan de ajuste criminal".
Marcha

Por Pablo E. Carabelli

Sandra Cristina Calamano, 48 años, vicedirectora en ejercicio de la Dirección de la EP N° 49 de Moreno.

Rubén Rodríguez, 45 años, auxiliar docente (portero) en la EP N° 49 de Moreno.

Dos nombres desconocidos hasta ayer, salvo para los niños y adultos que los tenían cerca y los querían mucho, por todo lo que Sandra y Rubén les brindaban en el cumplimiento de su tarea. A partir de ahora, por cómo vivieron y por cómo murieron, los dos trabajadores de la educación son Hijos del Pueblo (según define Don Osvaldo Bayer a los que ponen el cuerpo en la construcción de una Patria soberana e inclusiva).

Me piden que escriba una crónica sobre la manifestación de este viernes en Trenque Lauquen, y la verdad es que pocas ganas tengo. Desde el mediodía del jueves 2 de agosto, cuando empezamos a conocer detalles del modo brutal en que murieron Sandra y Rubén, el ánimo ha fluctuado entre la tristeza, la pena más profunda, la bronca que lleva con rapidez al insulto dicho frente al televisor, y la indignación que impulsa a organizar alguna movilización que se sume en este distrito al paro dispuesto por el FUDB.

Pero me comprometí a un intento, y ahí vamos…

Marcha1

Mientras algunos docentes se iban nucleando frente al Consejo Escolar, para participar de un minuto de silencio en homenaje a Rubén y Sandra, otros se juntaron en la Plaza San Martín (sede natural de casi todas las movilizaciones), donde no estuvieron mucho rato antes de comenzar una Marcha por el Boulevard Villegas, hasta la 9 de Julio y por esta avenida hasta el Consejo. Marcha silenciosa, pero siempre subversiva de lo que en Trenque Lauquen como en todo Occidente es lo más sagrado que existe: la libre circulación de autos y camionetas.

Al llegar a la rambla de la Avenida 9 de Julio (entre Urquiza y Monferrand) ya se pudo apreciar que la convocatoria tenía buena respuesta de docentes, auxiliares, algunos padres y estudiantes. La consigna “La muerte es el límite” parecía graficar adecuadamente el sentir de las comunidades educativas locales, que no están exentas de sufrir problemas con los servicios básicos sin los cuales una escuela no puede abrir sus puertas (pero que más de una vez, como se gritó luego, deben atender a los alumnos sí o sí, aunque los estén poniendo en riesgo, por presiones de las autoridades educativas hacia los directivos que reclaman ante la falta de mantenimiento).

Marcha2

Hablaron los representantes gremiales, sin despertar aplausos hasta que Susana Martínez (SUTEBA), con experiencia como Directora a cuestas, se expresó con la contundencia de las entrañas tan indignadas como doloridas, y su alocución motivó una cerrada recompensa de palmas que compartieron su mirada “enojada” con las autoridades (como ella misma dijo sentirse).

La representante de ATE también supo ponerle palabras a la emoción que compartíamos los presentes. En realidad hubo unos cuantos, gremialistas y no, que pudieron expresar correctamente los sentires colectivos.

Empezaron los reclamos encaminados a tener frente a frente a los integrantes del Consejo Escolar, con propuestas de entrar a verlos a sus despachos. Luego de unos minutos, un aplauso que se entendió más irónico que aprobatorio coronó la salida a la vereda de Mauricio Rodecker y otros consejeros (cuatro en total). Rodecker comenzó a responder preguntas de los trabajadores de prensa presentes, y de algún manifestante que subió a la vereda, pero el grueso de los docentes, auxiliares, madres y estudiantes no escuchábamos qué decía. En ese momento un par de docentes luchadoras entonaron el “María Eugenia LPQTP”, para disgusto de muchos que, sin reparar del todo en el respeto a la libertad de expresión, plantearon que “los docentes tenemos que dar el ejemplo”. De acuerdo: pero un ejemplo mucho más significativo que no emplear ciertas expresiones (que, como se dijo hoy, casi todos usamos en la intimidad) es el de formarse políticamente para no ser un educador que carezca de la posibilidad de estudiar las trayectorias de las y los candidatos antes de “ensartarse” y perjudicarnos a todos, en base a una selección ingenua basada en la mera imagen de sonrisitas y otros mohines, y declaraciones de “transparencia” que esconden intenciones depredadoras (motivos que llevan, cada vez con mayor naturalidad, a entonar “María Eugenia la pucha que te tiró, María Eugenia la pucha que te tiró…”).

En síntesis, con respecto al intento de salir del paso de los consejeros escolares, dando la cara (demudada, pero cara al fin): RESPUESTAS CERO (en el país de Macri y Vidal casi todo tiende a CERO, menos el número de funcionarios con empresas offshore, la cantidad de aportantes oficialistas truchos y la pobreza).

Más de una vez, referentes gremiales u otros oradores circunstanciales se refirieron a la muerte de Sandra y de Rubén como “fatalidad” o “tragedia”. Intenté en esos momentos precisar que la pérdida de estos dos seres humanos era “una consecuencia casi inexorable d

e un plan de ajuste criminal”, y que si bien todos los gobiernos anteriores habían implementado ajustes en la educación pública las gestiones Cambiemos (no quiero saber cómo será una gestión “Cambiemos plus”) los han redoblado (antes del FMI, y con la excusa de la vigilancia del Fondo más aún después del acuerdo).

En tal sentido pretendo terminar la crónica transcribiendo textualmente dos carteles que porté en la Marcha y la reunión frente al Consejo Escolar:

“SANDRA CALAMANO. Docente asesinada en el marco de la “Guerra contra los Docentes” planificada por María Eugenia Vidal, Gabriel Sánchez Zinny y Marcelo Villegas”.

“RUBÉN RODRÍGUEZ. Auxiliar de educación asesinado en el marco de la “Guerra contra la Educación Pública” planificada por María Eugenia Vidal, Gabriel Sánchez Zinny y Marcelo Villegas”.

¿Qué suena exagerado y tendencioso? No creo que tanto como las excusas de Sánchez Zinny descargando responsabilidades en gestiones anteriores, tanto como el silencio cobarde de Vidal durante horas y horas, tanto como la estupidez (o la hijoputez, queda a criterio del lector) del lamentable Presidente de la Nación que tenemos cuando, hoy mismo en un acto en Quilmes, se refirió a préstamos para solucionar “problemitas” como “un escape de gas”.

Varias veces gritamos, y seguiremos gritando:

¡SANDRA y RUBÉN: Presentes! ¡AHORA y SIEMPRE!

Qué duda cabe que lo merecen, porque eran y continuarán siendo Hijos del Pueblo argentino…    

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar